Nombrar un producto: Estrategias, secretos e ideas sensacionales

Nombrar un producto: Estrategias, secretos e ideas sensacionales

 

Nombrar un producto es una de las partes más complicadas del marketing mix

Ya sea que estés nombrando una línea de productos o buscando un apodo que se adapte a tu oferta insignia, necesitarás la mezcla ideal de creatividad y conocimiento técnico para tener éxito.

Una de las cosas que hace que el nombre de los productos sea tan complicado es que sus elecciones pueden ser impulsadas por el pensamiento del cerebro derecho e izquierdo, así como por la emoción y la lógica, la función y la estética, y mucho más. Aunque hay innumerables nombres simples y descriptivos como “Marcador de borrado en seco”, también hay muchos nombres como Berocca o Mars Bar.

Entonces, cuando el nombre es tan ambiguo, ¿cómo sabes que vas por el buen camino?

Al igual que pintar una obra maestra o escribir música, el proceso de nombrar es un esfuerzo altamente orgánico, lo que significa que no hay una estrategia única para todos. Algunas empresas necesitan semanas de lluvia de ideas para encontrar el título perfecto, mientras que otras son golpeadas por la inspiración en un día lluvioso.

La buena noticia es que el hecho de que no se puedan fabricar las condiciones adecuadas para un nombramiento efectivo, no significa que no se puedan tomar medidas para mejorar las posibilidades de elegir el título correcto cuando esté listo.

En el artículo de hoy, vamos a proporcionar ayuda para nombrar un producto que sólo está disponible en un especialista en convenciones de nomenclatura.

Vayamos al grano.

Nombrar un producto: Estrategias, secretos e ideas sensacionales

Ayuda para nombrar un producto: ¿Por qué los nombres son tan complejos?

Nadie puede decirte cuál es el nombre ideal para tu nuevo producto.

Sin embargo, hay muchos expertos en marketing y marcas que le informarán de los diversos criterios que un nombre debe cumplir para tener éxito. Por ejemplo, los nombres de próximo nivel deben ser memorables, atemporales, únicos, inspiradores, emocionales y transferibles.

Eso es mucho para que tu sesión de lluvia de ideas esté a la altura.

La complejidad que implica nombrar un nuevo producto es la razón por la que las empresas han pasado décadas recurriendo a empresas y agencias creativas para que las ayuden. En 1955, la emblemática Ford Motor Company estaba tan desesperada por hacer del nombre de su nuevo coche una obra de arte, que contrató a una poeta modernista llamada Marianne Moore.

Moore presentó docenas de nombres inspiradores para unirse a más de 300 títulos que ya habían sido sugeridos por el departamento de marketing interno de Ford, incluyendo “Utopian Turtletop” y “Varsity Stroke”. A pesar de todo este trabajo, al final, el nombre para el nuevo coche vino del hijo de Henry Ford, Edsel.

En última instancia, puede que no haya una estrategia única para nombrar un producto, pero hay algunos principios cruciales que vale la pena seguir. Por ejemplo:

  • Los nombres deben ser fáciles de leer y escribir: Si tu nombre es difícil de pronunciar o escribir, entonces la gente no hablará de él. Eso es lo último que quieres en la era actual de compartir en línea.
  • Los nombres deben ser únicos: Es difícil diferenciarse en un mercado abarrotado si incluso los nombres de los productos recuerdan a los clientes a otra persona.
  • Los nombres deben ser cortos y memorables: Cuanto más largo y complejo sea tu título, más difícil será de recordar.
  • Los nombres deben verse y sonar bien: Los nombres de los productos deben sentirse como una parte natural de una frase, ya sea escrita en un pedazo de papel o hablada en voz alta.
  • Los nombres deben ser evocadores: Sus nombres deben hacer que los clientes se sientan de cierta manera o piensen en algo. ¿Cómo quieres que la gente responda a tus productos? Ponga eso en su proceso de nombramiento.

Nombrar un producto: Estrategias, secretos e ideas sensacionales

Los principios de nombrar un producto: Perspectivas de Facebook

Una de las formas más fáciles de mejorar sus posibilidades de éxito con un proceso creativo como el de nombrar es asegurarse de que dispone de criterios para nombrar un producto antes de empezar. Los principios mencionados anteriormente son esenciales, pero algunas empresas también deciden establecer sus propias reglas específicas en algo llamado “arquitectura de nomenclatura de marca”.

La arquitectura del naming de su marca dicta las pautas que debe seguir tanto si está nombrando un nuevo producto, una campaña de marketing, un perfil de medios sociales o incluso una sub-marca conectada a su corporación. Por ejemplo, Facebook ofrece una fantástica visión de sus estrategias de nomenclatura en su manifiesto de marca. Cada vez que el gigante de los medios sociales necesita crear un nuevo nombre, sigue 5 principios rectores:

  • 1. Use el menor número posible de nombres: Facebook cree que mantener un sistema de lenguaje limpio y conciso es crucial para la comunicación tanto interna como externa. Dado que los nombres de productos adicionales imponen una mayor carga cognitiva a los usuarios, Facebook sólo propone nuevos nombres cuando es necesario.
  • 2. Nombra las cosas como iguales: Además, Facebook cree que las herramientas o piezas de software similares deben tener nombres similares. Usando los mismos conceptos y estrategias de nomenclatura para las ofertas correspondientes, Facebook hace que nombrar una línea de productos sea más fácil.
  • 3. Mantener la voz de la marca: Facebook sabe que la consistencia es crítica cuando se crea una marca convincente. Esto significa que mantienen las cosas simples manteniendo su voz de marca, evitando hipérboles y eliminando la jerga.
  • 4. Elija nombres intemporales: Al igual que muchas empresas en el espacio digital, los productos y servicios de Facebook están en continua evolución. Esto significa que si necesitan apegarse a los mismos principios de nombrar un producto a medida que su negocio se transforma y buscan nombres que seguirán siendo relevantes a largo plazo. Las palabras de moda y las ideas “en el momento” rara vez funcionan bien para los nombres de productos.
  • 5. Piensa globalmente: Finalmente, Facebook es un servicio global que atrae a personas de todo el mundo. Facebook se asegura de incluir siempre un equipo de “internacionalización” en su tablero para evitar que los nombres se pierdan en la traducción. Esto ayuda a mantener la reputación de Facebook, y a dar a todos sus clientes una mejor experiencia en línea.

Nombrar un producto: Estrategias, secretos e ideas sensacionales

Nombrar un producto: Separar lo bueno de lo malo

La creación de una lista de criterios específicos para nombrar un producto no le garantiza el mismo éxito o margen de beneficio que Facebook, pero sí significa que tendrá un conjunto de directrices para mejorar sus posibilidades de resonar con su público objetivo.

Después de todo, antes de que puedas lanzar tu producto y empezar a desarrollar una audiencia de clientes dedicados y embajadores de la marca, necesitas un nombre para que ellos lo respalden. Una vez que has invertido mucho tiempo y esfuerzo en crear algo sensacional, no cualquier nombre servirá. Tu título tiene que causar impacto cada vez que alguien lo vea o lo escuche.

Aquí tienes algunos consejos para ponerle nombre a un producto y así mantener tus sesiones creativas en el camino correcto.

1. Recopilar cualquier información útil

Cuando empiezas a nombrar un nuevo producto, cuanto más orientación tengas, más seguro te sentirás. Empieza por pensar en tu público, cómo hablan y qué tipo de palabras usan. ¿Qué esperarían ver si estuvieran mirando un producto como el suyo en un estante de supermercado?

Teniendo en cuenta su personalidad de usuario, haga algunas notas que resalten el propósito de su producto o servicio. ¿Qué problemas resuelve y qué tipo de beneficios ofrece? Con estos conceptos clave en mente, comienza a crear una lista de palabras de moda, sinónimos, palabras descriptivas y términos de la jerga que parezcan corresponderse con lo que estás tratando de desarrollar.

2. Determine su estrategia de nomenclatura

Una vez finalizada la sesión inicial de brainstorming, puedes pensar más detenidamente en los criterios para nombrar un producto y en la arquitectura que quieres usar para definir tu marca. La lluvia de ideas se trata de crear un flujo de creatividad con los miembros de tu equipo. La etapa de estrategia es donde determinarás cómo vas a separar los títulos “potenciales” de los que no son adecuados para tu identidad.

Por ejemplo, podrías decidir que quieres un nombre descriptivo, como Apple con su iPad, o iPhone. Por otro lado, podrías querer un nombre creativo como Frito-Lay con sus tortillas “Doritos”.

Nombrar un producto: Estrategias, secretos e ideas sensacionales

3. Jugar con el lenguaje

Tu estrategia de nombres te dará reglas a seguir en cuanto al tipo de títulos que quieres crear. Esto te ayudará a determinar cuánto puedes jugar con tus palabras para que tu nombre sea lo más original posible. Por ejemplo, puedes usar estrategias como:

  • Aliteración: Usando palabras con los mismos sonidos o letras.
  • Rima: Piensa en “FitBit” por ejemplo.
  • Onomatopeya: Palabras que suenan como lo que están describiendo.
  • Metáfora: Palabras que ayudan a definir el artículo sin ser obvias, como el Burger King Whopper.

Lo ideal es evitar las siglas en la mayoría de las industrias. La gente a menudo se confunde cuando se le presenta un surtido de letras al azar, y puede que no recuerden su nombre completo si es demasiado largo cuando se escribe.

4. Siempre haga su debida diligencia

Finalmente, los nombres de sus productos son una parte crucial de la reputación de su marca. Incluso si decide cambiar nombres específicos con el tiempo, la gente seguirá juzgándolo por las palabras que elija para representarse a sí mismo y a sus ofertas. Con eso en mente, asegúrate de hacer tu tarea antes de comprometerte con algo. Pregúntate a ti mismo:

  • ¿Cómo se ve el nombre en los colores o la fuente de nuestra marca?
  • ¿Está disponible el nombre (derechos de autor y marca registrada)?
  • ¿Hay algún producto con un nombre similar que pueda confundir a la audiencia?
  • ¿El nombre significa algo más en otro idioma?

Aunque puede estar ansioso por mantener el nombre de un producto después de que usted y su equipo se hayan enamorado de algo, recuerde que tiene que hacer su investigación para asegurar que su título sea sostenible.

Nombrar un producto: Estrategias, secretos e ideas sensacionales

Nombrar un nuevo producto: Su simple lista de control de éxito

En última instancia, los principios de la denominación de un producto son complicados porque cada uno tiene su propia idea de cuáles son los aspectos más críticos de la denominación. Una de las cosas más cruciales que tendrás que tener en cuenta antes de empezar es que tanto los productos como las empresas son como las personas.

Cuando empiece a nombrar una línea de productos o una nueva oferta, notará que al igual que su marca, sus productos tienen sus propias identidades y personalidades individuales. Es su trabajo como líder empresarial asegurarse de que está nombrando un producto algo que transmita su valor y potencial a su público objetivo. No es una tarea trivial. Vas a tener que poner algo de tiempo y esfuerzo para obtener los resultados correctos.

Sin embargo, si has hecho el trabajo duro y ahora sólo buscas el sello de aprobación final que te diga que has cubierto todas tus bases, la siguiente lista de nombres te ayudará. Asegúrate de que puedes marcar todas estas casillas antes de pasar a la siguiente etapa del lanzamiento de tu producto.

Empezando:

  • ¿Has empezado lo suficientemente pronto? Nombrar un producto es un proceso difícil, y lo último que quieres es que te den prisa por un plazo de último minuto. El pánico no es un buen motivador para la creatividad.
  • ¿Tiene un equipo diverso a bordo? Cuantas más personalidades y perspectivas puedas aportar a tu sesión de brainstorming, más probable es que se te ocurra algo realmente creativo.
  • ¿Entiendes el producto que estás nombrando? ¿Cuál es el posicionamiento del artículo en el mercado actual? ¿Quién es el público objetivo al que te diriges? ¿Cuál es la propuesta de valor?

 

Evaluando los nombres:

No basta con empezar a nombrar un producto basado en palabras que te gustan y te disgustan. Necesitarás algunos criterios básicos delante de ti para apoyar tu evaluación, como:

  • Apariencia: ¿Se ve bien en línea, o impreso en una página? ¿Es fácil de escribir? ¿Cómo se verá en un paquete o cartelera?
  • Profundidad: ¿El nombre significa algo especial? ¿Sus clientes lo asociarán con algo relevante?
  • Energía: ¿El nombre tiene vida? ¿Se siente divertido decirlo y la gente disfruta repitiéndolo?
  • Relevancia: ¿Sientes que el nombre y el producto van bien juntos? Aunque no sea un término descriptivo, ¿describe lo que hace el artículo?
  • Sonido: ¿Qué tan rápido puedes pronunciar el nombre de tu producto? ¿Sonará bien cuando tus clientes hablen de tu negocio con sus amigos?

Nombrar un producto: Estrategias, secretos e ideas sensacionales

Garantizar la sostenibilidad:

Una vez que hayas recogido algunas ideas geniales de tu proceso de nombramiento, asegúrate de que tus títulos favoritos tienen lo necesario para resistir el paso del tiempo. Comprueba si tus nombres preferidos lo son:

  • Memorable: Muestre una lista de sus diez mejores nombres a sus empleados y pídales que le digan cuáles recordaron después de dos minutos.
  • Transferible: ¿Su nombre funcionará en múltiples plataformas? ¿Puedes añadirlo a una campaña de hashtag o a un canal de YouTube?
  • Intemporal: ¿Su nombre se aprovecha de los últimos términos de la jerga o de las palabras de moda? Si lo hace, puede que no sea lo suficientemente atemporal.
  • Disponibilidad: ¿Puede marcar los nombres de sus productos para que nadie más pueda usarlos? ¿Puedes comprar un nombre de dominio para los títulos que elijas?
  • Único: ¿Su nombre suena similar a cualquier otra cosa que esté disponible en el mercado?
  • Emocional: Cuando le pongas nombre a un producto, asegúrate de que el título que elijas tenga un impacto emocional en tu público.
  • Funcional: ¿El nombre que has elegido hace su trabajo con éxito? Es decir, ¿describe y promociona la cosa que estás vendiendo?

Consejos para ponerle nombre a un producto cuando se te acaba la inspiración

Como puede ver en la lista de control anterior, hay muchas cosas a considerar cuando se trata de nombrar un nuevo producto. A medida que el mundo se satura con nuevas marcas, tecnología e ideas, hay una buena posibilidad de que las convenciones sobre el nombre de un producto también cambien.

Incluso puede empezar a añadir sus propias reglas y criterios a nuestra lista de control, basándose en lo que aprenda sobre su industria específica o los clientes con los que intenta conectarse. Para la mayoría de la gente, la mejor manera de conseguir un nombre convincente es acceder al apoyo de una compañía profesional de nombres. Sin embargo, si aún no estás listo para tomar ese camino, los siguientes consejos podrían guiarte cuando no tengas inspiración.

1. No esperes enamorarte instantáneamente

Como hemos mencionado en algunos de nuestros otros artículos de nomenclatura, los títulos de sus productos a veces toman tiempo para “encontrar sus pies”. Puede que no te enamores instantáneamente de los nombres de productos que elijas. La clave para recordar es que deben tener el potencial de hacer que sus clientes se enamoren. Céntrate en dibujar una reacción emocional de tus clientes; tu equipo puede acostumbrarse a tus nombres más tarde.

La industria de la fragancia es excelente para elegir nombres evocadores y emocionales como “Pasión” o “Fahrenheit”. Intenta tomar una hoja de su libro.

Nombrar un producto: Estrategias, secretos e ideas sensacionales

2. Nombra tu producto antes que tu negocio

Si estás nombrando un producto que te va a ayudar a lanzar tu marca, entonces tiene sentido elegir el nombre de tu producto primero. Al examinar lo que vende, a quién le hace publicidad y qué necesitan sus clientes de sus soluciones, puede descubrir que le resulta más fácil encontrar un título para su empresa.

Si estás nombrando una línea de productos, no tienes que hacerlo necesariamente antes de elegir un nombre para tu negocio. Sin embargo, debes asegurarte de que cualquier título que elijas funcionará como parte de una familia. Cuando iRobot creó su producto “Roomba”, inicialmente planeaban continuar con el sonido “ba” en sus dispositivos. Por ejemplo, el siguiente lanzamiento fue el “Scooba”. Desafortunadamente, la organización se quedó rápidamente sin ideas. Por otro lado, si miras los títulos de los sistemas operativos de Android, todos tienen nombres similares basados en la confitería.

3. Tener la confianza de romper el molde

Nombrar un nuevo producto es un proceso complicado y a menudo estresante.

Elija el término correcto, y tendrá algo que podría convertirse en una parte cotidiana del léxico de su cliente, estimulando un futuro de marketing de boca en boca y el buzz online. Desafortunadamente, si vas en la dirección equivocada con tu nombre al tratar de ser demasiado creativo demasiado rápido, podrías terminar dañando tu marca durante años.

Aunque puede sentirse más seguro copiar los métodos probados y comprobados de las compañías que le precedieron, los mejores nombres son generalmente los que causan un impacto único en su público. Por ejemplo, “Smuckers” no era un nombre tradicional para un producto de jalea (o mermelada), pero hoy en día, la compañía ha estado en el negocio por más de 100 años.

Nombrar un producto: Estrategias, secretos e ideas sensacionales

¿Necesitas ayuda para nombrar una línea de productos?

Los nombres de sus productos son algunas de las herramientas de marketing más poderosas que tiene.

Un título convincente se queda en la mente de su público objetivo y le da la base que necesita para empezar a construir la lealtad entre sus clientes.

¿El único problema? No hay una estrategia definitiva para elegir los títulos correctos.

Puedes ser divertido o serio, descriptivo o creativo. Incluso puedes inventar tus propias palabras. Lo más importante que puedes hacer es considerar tu proceso cuidadosamente al nombrar un producto.

Recuerde que esperar un repentino rayo de inspiración rara vez es la elección correcta. Los nombres pueden decepcionar fácilmente cuando los escuchas por primera vez. Basta con mirar a Nike, una de las marcas más reconocidas del mundo. Sólo los estudiantes de mitología griega habrían recordado el nombre de Nike antes de 1964, cuando una compañía atlética llegó a infundir el título con emoción y potencial.

 

Abrir chat
1
¿Q tal? Cuéntame como puedo ayudarte!
Powered by